...
 

Los Gases Comprimidos

Pláticas de 5 minutos

Los Gases Comprimidos

Descarga este Artículo

Los gases comprimidos son aquellos que permanecen almacenados en recipientes como botellas o cilindros especiales bajo presión.

Peligros

El tratamiento de gases comprimidos presenta unos peligros importantes para los trabajadores que los manipulan a diario. Cada compuesto o elemento gaseoso tiene unas características y unas reacciones diferentes según el uso al que se someten. Los empleados deben conocer los peligros y las consecuencias de posibles accidentes.

Inflamables. Existe peligro de explosión o de incendio se si se produce una concentración excesiva en el aire y oxígeno

Inertes. La principal amenaza para salud es el riesgo de asfixia por la reducción de oxígeno que estos gases producen cuando se liberan este tipo de gases. Por este motivo se utilizan como medios de extinción de incendios.

Oxidantes. Aceleran la combustión de materiales debido a su elevada producción de oxígeno. Es recomendable que no entren en contacto con lubricantes, aceites o materiales orgánicos.

Tóxicos corrosivos. Estos se sitúan entre los más peligrosos para las personas. Las exposiciones de trabajadores a niveles altos de gases tóxicos sin equipos de protección adecuados pueden causar la muerte o daños irreversibles para la salud en un corto periodo de tiempo.

Precauciones

  • No deberá sopletearse el cuerpo, las ropas o pisos, con aire comprimido, ni oxígeno. Cuando sea forzoso sopletear equipos, se protegerán especialmente los ojos.
  • Todo cilindro de gas se ubicará en posición vertical y asegurando con cadenas o sobre soportes adecuados.
  • No almacenar juntos cilindros de oxígeno y de acetileno.
  • Separarlos en lotes y marcar lo vacíos y los llenos en forma clara.
  • Colocar siempre el capuchón protector antes de mover un cilindro de gas.
  • No emplear cilindros de gases como apoyo, ni exponerlos al calor, chispas o llamas.
  • No almacenar cilindros de oxígeno en proximidades de lubricantes, inflamables o productos químicos.

No tirar ni golpear tubos de gases desde diferente nivel. No emplear eslingas ni platos magnéticos para moverlos.

Raymundo Vega
juanmanuel206@hotmail.com