...
 

Reanimación cardiopulmonar (RCP)

Pláticas de 5 minutos

Reanimación cardiopulmonar (RCP)

Descarga este Artículo

En la plática del día de hoy hablaremos acerca de la reanimación cardiopulmonar (RCP), cómo detectar un paro cardiorespiratorio y qué debes hacer.
Cuando tras un accidente y aunque no sepas la causa, veas que una persona está inconsciente y no respira espontáneamente, debes iniciar rápidamente las maniobras de «reanimación cardiopulmonar»
Comprueba el estado de consciencia de la víctima. Arrodíllate a la altura de los hombros de la víctima y sacúdelos con suavidad. Acércate a su cara y pregúntale en voz alta si se encuentra bien.

  • Si responde: deja a la víctima en la posición en que se encuentra y pasa a realizar una valoración secundaria, poniendo solución a los problemas que vayas detectando.
  • Si no responde: Pide ayuda sin abandonar a la víctima y colócale en posición de reanimación.
  • Si la víctima respira normalmente:

Colócala en posición lateral de seguridad (PLS).

Llama a los servicios de emergencia.

Comprueba periódicamente que sigue respirando

  • Si la víctima no respira normalmente:

Pide ayuda, llama a los servicios de emergencia o pide a alguien que lo haga.

  • Colocado en posición de reanimación boca arriba con brazos y piernas alineados sobre una superficie rígida y con el tórax al descubierto realiza los siguiente:
  • Abre la vía aérea. Coloca una mano sobre la frente y con la otra tira del mentón hacia arriba, para evitar que la lengua impida el paso del aire a los pulmones.
  • Comprueba si la víctima respira normalmente manteniendo la vía aérea abierta (ver, oír, sentir durante no más de 10 seg.)
  • Inicia 30 compresiones torácicas en el centro del pecho.
  • Realiza 2 insuflaciones con la vía aérea abierta (frente-mentón) y la nariz tapada.  Si el aire no pasa en la primera insuflación, asegúrate de estar haciendo bien la maniobra frente-mentón y realiza la segunda insuflación, entre o no entre aire.
  • Alterna compresiones – insuflaciones en una secuencia 30:2 (30 compresiones y 2 insuflaciones) a un ritmo de 100 compresiones por minuto.

No interrumpas hasta que la víctima inicie respiración espontánea, te agotes o llegue ayuda especializada.

Izmir Soto
juanmannuel205@hotmail.com